Foto cortesía de Samantha Briggs

Con un currículum más que envidiable, la británica Samantha Briggs, a sus 36 años, ha vuelto a ganar un evento oficial de CrossFit en el camino hacia los Games 2019.

La veterana ganadora de unos CrossFit Games (2013), y mejor posicionada durante algunos años tanto para el ‘Open’ como para los ya antiguos regionales, así como de las diferentes subidas al podio en la fase final de este deporte, sigue mostrando un nivel más que superior a todas sus rivales, evidenciando una vez más que la edad es solo un número y que su estado de forma, actualmente, la hace ser una de las rivales a batir, asegurando por segunda vez esta temporada la clasificación directa para los ‘Juegos’ de CrossFit en esta nueva temporada.

Dedicándose al CrossFit como profesión, hace tan solo unas semanas que Sam ya se coronó en el Dubai Fitness Championship, pero con el billete que le otorgaba la clasificación a la fase final ya en la mano, no ha impedido que volviera a disputar una nueva competición sancionada al más alto nivel y probablemente la veamos en las primeras posiciones en los Open 2019.

Centrándonos en la competición, no era de extrañar que tras los cinco primeros wods ya afianzara la primera posición aventajando en casi 70 puntos a sus perseguidoras, pues en ese momento, llevaba un pleno de victorias para los diferentes los workout propuestos y consiguiendo un total de 8 primeros puestos a lo largo de los cuatro días de competición en el ACC.

Sin embargo, a pesar la excelente actuación de Briggs en esta competición, la clasificación en la categoría de mujeres -individual- ha sido para la australiana Madeline Sturt, ya que Samantha aterrizaba en el ACC como clasificada para los Games 2019, por lo que al volver a coronarse en este evento, la clasificación directa pasa a la segunda mejor posicionada, no pudiendo recibir un mismo atletas varias invitaciones para al final de Madison.

En tercera posición tenemos a Simone Arthur.

Siguiendo con la categoría de hombres, tenemos al ganador -y clasificado- James Newbury, veterano de los Games con su participación hasta en tres ocasiones.

Segunda y tercera posición para Bayden Brown y Zeke Grove respectivamente.

Finalmente, para la categoría de equipos, tenemos al líder y clasificado Project X, formado por Khan Porter, Brandon Swan, Jessica Coughlan y Harriet Roberts, cuyo participantes forman este nuevo equipo que aspira a lo más alto.

Completan el podio Torian Black y Reebok CrossFit Frankston, todos ellos procedentes de Australia.

¿Volveremos a ver a los mejores atletas en futuros eventos en este misma temporada? ¡Estamos seguros que sí!

Deja tu comentario

¡Por favor, introduzca su comentario!
Por favor, introduzca su nombre aquí