beneficios de correr
Foto: Unsplash
Publicidad - Sigue leyendo
Tiempo de lectura estimado: 3 minutos.

Hace un tiempo estalló dentro de la sociedad la moda del running, donde era curioso ver como un deporte paso a ser de relativamente minoritario a masivo.

Los parques y caminos de las ciudades se llenaron de personas dando «cera» a sus zapatillas, bien por salud y por sentirse bien con ellos mismos o bien para preparase alguna de las carreras populares que empezaron a plagar el calendario.

El «boom» del running llevó aparejado también la explosión de las carreras populares, las cuales vieron impulsada las participaciones de forma masiva, dejando de ser alago aislado o con poca repercusión.

Hoy las carreras populares son un fijo en las agendas sociales de cualquier ciudad, celebrándose en espacios cada vez más relevantes y céntricos, lo que las convierten en un escaparate turístico perfecto, ya que no hay mejor manera de conocer una ciudad que calzándote unas zapatillas y recorrer sus rincones más emblemáticos.

Esta claro que el «running» y las carreras populares han llegado para quedarse, por lo que aprovechemos las bondades y numerosos beneficios que tiene la practica de este deporte.

Beneficios de correr que debes conocer

1. Fortalecerás el corazón y el sistema cardiovascular

Parece obvio, y durante las primeras sesiones te parecerá imposible, pero el corazón y los pulmones son los órganos que más cambios sufrirán y unos de los que más mejorarán con la practica del running.

Aunque lleves el corazón en la boca y parezca que los pulmones van a salir disparados de su sitio, con el paso de las sesiones el corazón tendrá mayor capacidad de bombear más sangre a los músculos, mejorando la eficiencia de los mismos.

↓ Apoya este contenido ↓
↓ Apoya este contenido ↓

Similarmente pasará con los pulmones, con el esfuerzo continuo mejorará la eficiencia del oxígeno que respiramos.

Ambas mejoras en el corazón y en los pulmones nos hará incrementar el rendimiento de manera exponencial.

2. Facilita la pérdida de peso

El running está considerado como uno de los deportes con los que más peso se puede llegar a perder, y no estamos hablando de correr todos los días a la semana.

Diversos estudios afirman que con tan solo 30 minutos de carrera a la semana, combinando ejercicio con una dieta saludable y baja en grasas, se puede reducir hasta 5 kg de grasa corporal.

Pero estos cambios no serán de la noche a la mañana. Hay que ser constantes y poco a poco te verás mucho mejor de tono muscular, lo que repercute instantáneamente en la salud mental.

3. Disminuye el estrés, la ansiedad y la depresión

Todo ejercicio ayuda -en mayor o menor medida- a reducir los problemas que emergen de tu cabeza.

El running tiene la ventaja de que tan solo necesitas unas zapatillas y ganas de correr, por lo que no tienes que prepararte la bolsa de deporte y desplazarte al gimnasio más cercano, lo que facilita mucho las cosas. Tampoco necesita grandes adaptaciones.

El nivel de estrés lo reducirás al instante de ponerte las zapatillas, la ansiedad y la depresión mejorarán a largo plazo, con la constancia en el entrenamiento.

4. Segrega endorfinas, lo que mejorará tu felicidad y estado de bienestar

Personalmente, es una de las cosas que más me gustan de este deporte, esa sensación que tienes después de un entrenamiento realizado, sabiendo que has cumplido un objetivo, que ha valido la pena, esa sensación es muy difícil de igualar.

Esto es debido a que el deporte, como correr, segrega endorfinas, una de las drogas naturales del bienestar que ayuda a sentirte bien y feliz.

También ayuda a disminuir la sensación de dolor y favorece, posteriormente, nuestro estado la relajación.

5. Fortalecerás tus músculos y huesos

Sí, todo ello en contra de lo que podamos pensar en un principio tras el impacto continuo al que sometemos nuestro cuerpo en todo su conjunto.

Respecto a los huesos, hay diversos estudios que certifican que correr favorece la estructura ósea, incrementando la fuerza y la densidad de los mismos, siendo capaces de acumular calcio para hacer frente a enfermedades como la osteoporosis.

A nivel muscular y a medio/largo plazo, apreciarás un aumento del tamaño y fortalecimiento de los músculos del tren inferior, lo que aumentará la eficiencia de los mismos.

6. Dormirás mucho mejor

Al hilo del apartado de las endorfinas mencionado anteriormente, la producción de las mismas te ayudará a descansar mejor.

Las endorfinas segregadas llevarán a tu cuerpo a un mayor nivel de relajación, por lo que aumentará la melatonina producida para mejorar la calidad del descanso reparador.

7. Sociabilizarás mucho más

Al principio de tu andadura en el «running tienes dos opciones, empezar entrenando por tu cuenta o sumarte a cualquiera de los grupos de entrenamiento que seguro que hay en tu ciudad, y apto para todos los niveles, ya seas novato o avanzado.

Yo recomiendo empezar con un grupo de entrenamiento, entrenando con gente de un nivel un poco superior para exigirte más, y donde aquellos días que te de la pereza de moverte puedan tirar de ti.

Además, encontrarás gente con quien compartes gustos y aficiones, lo que te motivará a mantenerlo en el largo plazo.

8. Activará el metabolismo

Lo notarás mas a largo plazo, la reiteración en el ejercicio con el tiempo hará que con el mismo tipo de ejercicio que hacías al principio quemes más calorías que las que quemabas antes, lo que al final repercute en la pérdida de peso y en tu salud, todo ello siempre combinado con una alimentación saludable.

9. Mejorará tu disciplina y compromiso

En el momento en el que empieces a preparar un objetivo o una determinada carrera, lo notarás.

Tendrás que planificar los entrenos combinándolos con tu vida laboral y social, por lo que tendrás que ser altamente disciplinado para cumplir con todo el plan de entrenamiento sin saltártelo excesivamente.

Y sí, este tipo de acciones crean hábitos y repercuten en tu día a día, desde lo personal hasta lo profesional.

¿Es bueno correr todos los días?

La respuesta es simple: no.

Lo ideal es dejar al menos un día de descanso a la semana para asegurar que tus músculos y articulaciones se recuperan de cara a futuras sesiones.

Además, con el descanso estarás evitando caer en el sobreentrenamiento, lo que podría provocar lesiones consecuencia de entrenos excesivos, estrés y fatiga muscular prolongada.

Deja tu comentario

¡Por favor, introduzca su comentario!
Por favor, introduzca su nombre aquí