como elegir bicicleta estatica barata
Publicidad - Sigue leyendo
Tiempo de lectura estimado: 5 minutos.

En los últimos años se ha venido tomando conciencia de la importancia de la realización de actividades físicas de forma cotidiana como método para mejorar nuestra salud y evitar las enfermedades relacionadas al sedentarismo.

Cada vez son más las personas que buscan practicar estilos de vida más saludables e incluyen en sus rutinas diarias entrenamientos físicos al aire libre o en gimnasios y centros especializados.

Uno de los ejercicios que mayor popularidad han alcanzado en tiempos recientes son los entrenamientos cardio, en gran medida debido a su relativa simpleza, pues pueden ser realizados por personas de cualquier persona y ofrecen enormes beneficios para la salud.

Así, una de las mejores formas de realizar cardio es con una bicicleta estática. Podemos destacar portales online como compratuskate.online donde hay comparativas y muestran las mejores y más económicas del mercado.

Pero vamos a centrarnos en explicar qué elementos debemos tener en cuenta a la hora de elegir una bicicleta estática barata.

¿En qué fijarnos para elegir una bicicleta estática barata?

1. El precio

Comenzaremos nuestra pequeña guía de aspectos a tener en cuenta a la hora comprar una bicicleta estática barata por uno de los más obvios.

Lo primero que debemos reconocer es que las bicicletas de este tipo están en una categoría superior pues deben incluir funcionalidades avanzadas y deben ser lo suficientemente resistentes y duraderas como para soportar un uso intenso de manera cotidiana, de ahí que suelen ser más costosas que otros tipos de bicicletas estáticas.

↓ Apoya este contenido ↓
↓ Apoya este contenido ↓

Esto no significa que tengamos obligatoriamente que realizar un desembolso enorme para poder disfrutar de un equipo para entrenar en casa, siempre es posible encontrar un buen producto si buscamos cuidadosamente.

Como verás, hay determinados aspectos técnicos de las bicicletas donde es posible aceptar un rendimiento menor en aras de ahorrar, pero hay otros donde no es recomendable escatimar, la clave está en identificarlos correctamente.

Es importante antes de lanzarnos a comprar, analizar el tipo de uso que le daremos a la bicicleta (frecuencia de entrenamiento, quiénes la utilizarán, intensidad de los entrenamientos, etc.) y que nos centremos en buscar un modelo que lo pueda garantizar, pues es posible que para nuestros objetivos no necesitemos el equipo más potente o moderno y sea suficiente con uno más sencillo y por ende, menos costoso.

Es buena idea también rastrear ofertas de promoción o incluso apostar por marcas que no sean tan conocidas, pero que al revisar sus productos, veamos que ofrecen funcionalidades de calidad.

A nuestro modo de ver, debemos priorizar en nuestra búsqueda el equipo cuyas funcionalidades nos garanticen los resultados esperados y que a su vez estemos obteniendo la mayor calidad posible de acuerdo al desembolso económico que vamos a realizar, es decir, la mejor relación calidad-precio posible.

2. El volante de inercia

Para aquellos que no tengan conocimientos sobre las bicicletas estáticas, les explicamos rápidamente que el volante de inercia es una rueda que suele estar en la parte delantera de la máquina y está conectada mediante el sistema de transmisión al eje del pedalier, de forma tal que en ella se replica el impulso de nuestro pedaleo haciéndola rotar.

El volante de inercia se encarga de girar el eje del pedalier y sobre él se aplica la resistencia para modificar la intensidad del ejercicio.

Este elemento es clave para el funcionamiento de la bicicleta y debes prestar especial atención a su peso en kg.

Un volante de inercia pesado mantiene la bicicleta estable cuando entrenas, permite un pedaleo mucho más fluido y constante (similar al que experimentamos en una bicicleta convencional) y permite entrenamientos más profesionales, pues garantiza niveles más variados de resistencia al pedaleo.

El peso del volante de inercia obviamente condiciona la calidad y por tanto el precio de la bicicleta, pero este no es un aspecto donde convenga ahorrar.

Si queremos una bicicleta de primer nivel, debe contar por lo menos con un volante de inercia de 18 kg, aunque recomendamos ir siempre a por el mayor que nuestro bolsillo se pueda permitir.

3. El sistema de pedaleo

En relación con lo anterior, trata de buscar un modelo que ofrezca un buen sistema de pedaleo.

Esto no es más que la relación que cuantifica la cantidad de vueltas que realiza el volante con cada pedaleo.

Lo ideal es que esta relación sea pequeña pues así nos aseguramos que el pedaleo es suave, confortable y fluido.

4. La resistencia y sus niveles

Cuando analizas las características de una bicicleta estática notarás que se hace una diferencia entre los tipos de resistencia que puedes encontrar.

Existen dos tipos principales: resistencia por fricción y resistencia magnética. Ambos tienen el mismo cometido, frenar la rotación del volante de inercia para dificultar el pedaleo y de esta forma modificar la intensidad del ejercicio.

La diferencia radica en la forma de hacerlo, las resistencias por fricción utilizan zapatas de forma similar a las bicicletas convencionales, mientras que las magnéticas se valen de imanes.

Nosotros preferimos la resistencia magnética porque produce menos ruido y requiere prácticamente cero mantenimiento.

Las bicicletas más baratas suelen incluir resistencia por fricción y no por esto son equipos malos.

Si no te importa un poco de ruido al entrenar y no te supone un problema un poco de mantenimiento (cambiar las zapatas cuando se desgasten), optar por este tipo de resistencia en la bicicleta puede reducir considerablemente el precio.

Otro aspecto que está muy relacionado con este tema es los niveles de resistencia. Y es que las bicis estáticas ofrecen la posibilidad de modificar la resistencia al pedaleo para hacer mucho más dinámicos los entrenamientos.

Estos niveles pueden mostrarse de varias formas, ya sea como números o simplemente con calificaciones del tipo: bajo, medio y alto.

Mientras más niveles de resistencia permita la bicicleta más versátil será y mayor rendimiento le podremos sacar.

Las bicicletas más completas permiten modificar los niveles de resistencia de manera automatizada desde la consola de control, mientras que en los equipos más baratos se hace de forma manual, comúnmente mediante una pequeña rueda selectora o algún elemento similar.

Este es un aspecto donde es posible apostar por ahorrar sin comprometer el correcto funcionamiento del equipo.

5. El sistema de transmisión

En las bicicletas estáticas, puedes encontrar dos tipos de transmisión: transmisión por correa y transmisión por cadena.

La transmisión por cadena es más ruidosa pero tiene la ventaja de ser un poco más económica.

Las bicicletas que se han venido produciendo en la actualidad suelen incluir por defecto transmisión por correas con la intención de evitar mantenimientos y disminuir el ruido, esto se ha convertido en el estándar aún en los modelos más baratos.

6. Consola de control

Algunas personas consideran que la consola de control con pantalla digital no es un elemento imprescindible para el funcionamiento de la bici.

Nosotros creemos que estas consolas son bastante importantes pues nos permiten no solo controlar fácilmente las funcionalidades de la bicicleta, sino que además nos permiten visualizar de forma cómoda parámetros de la sesión de entrenamiento, tales como la velocidad, el nivel de resistencia seleccionado, los kilómetros recorridos, las calorías quemadas, etc.

Los modelos más económicos suelen incluir consolas de control sencillas con pantallas básicas que muestran solamente los parámetros más importantes de la sesión.

Optar por un modelo con estas condiciones puede salvar bastante dinero y eso está bien, pero lo que no recomendamos bajo ningún concepto, es comprar una bicicleta que no disponga de consola con pantalla.

consola control bicicleta estatica norditrack
Foto: Norditrack

7. Materiales, dimensiones y peso

Las bicis estáticas son máquinas pensadas para entrenamientos de elevada intensidad, por tanto es imprescindible que estén construidas en materiales muy resistentes, apuesta por equipos con cuadros o chasis de acero o aleaciones de aluminio.

Normalmente son equipos con proporciones considerables, así que debes asegurarte que dispones en casa de espacio suficiente para instalar la bicicleta y utilizarla sin problemas.

Existen algunos modelos que pueden plegarse para reducir sus dimensiones, debes valorar tu caso particular y decidir si esta condición es importante.

El peso de la bicicleta es algo con lo que tenemos que lidiar, si queremos un equipo potente y de calidad, seguramente será pesado.

Para que esto no sea muy problemático trata de buscar bicicletas que incluyen ruedecillas para facilitar el transporte, esta condición no suele implicar un coste añadido al valor del equipo.

Lo que es realmente importante en referencia al peso, es el peso máximo soportado por el equipo.

Existen modelos que pueden llegar a soportar hasta 200 kg, mientras que hay otros que solo soportan 100 kg.

A la hora de seleccionar la bicicleta no es necesario ir por el equipo que mayor peso soporte pues suelen ser los más caros, lo mejor es procurar una bicicleta que soporte en torno a los 120 kg.

Este valor es prácticamente estándar y suele ser suficiente en la mayoría de los casos.

8. Sillín y manillar

No hay nada peor que practicar en un equipo donde estemos incómodos, pues no solo lastra nuestro rendimiento en el entrenamiento, sino que con total seguridad nos quitará las ganas de seguir ejercitándose.

El material del sillín juega un papel primordial en la comodidad del usuario, no obstante escoger cuál es el mejor es una cuestión de gustos, hay quienes prefieren un sillín amplio y acolchado y otros un sillín deportivo, asegúrate de seleccionar el adecuado para ti.

En cuanto al manillar sugerimos priorizar los que son de tipo triatlón o al menos los que tienen múltiples puntos de agarre pues permiten apoyar las manos, los codos y los brazos en función de la postura que adoptemos durante la sesión de ejercicio.

Lo ideal es que el manillar esté recubierto de espuma antideslizante para que resbalen las manos durante el entrenamiento.

Un buen sillín y manillar no suele representar un aumento significativo en el precio de la bicicleta y sin embargo tiene una influencia enorme en la comodidad, es por esto que sugerimos escoger el modelo con el que mejor te sientas sin mirar tanto el coste.

Es importante que la bicicleta estática que selecciones permita el ajuste de la posición del sillín y el manillar (vertical y horizontal) para que puedas modificar las dimensiones del equipo en función de tu contextura física.

Deja tu comentario

¡Por favor, introduzca su comentario!
Por favor, introduzca su nombre aquí