chico corriendo por al montaña como inciacion al trail running
Foto: Unsplash
Publicidad - Sigue leyendo
Tiempo de lectura estimado: 4 minutos.

En los últimos años ha habido un repunte importante de las carreras por montaña o del conocido como trail running.

En cualquier época del año los senderos están ocupados por corredores armados con ganas de disfrutar de la naturaleza y de practicar deporte al aire libre.

RECOMENDAMOS: ¿QUÉ ES EL TRAIL RUNNING? TIPOS DE CARRERA, RECOMEDACIONES…

Muchos lo hacen únicamente para divertirse, otros tienen como objetivos cualquiera de las innumerables carreras que ocupan el calendario y que, después del COVID, vuelven con más fuerza.

Las carreras de Trail se distribuyen a lo largo y ancho de la geografía mundial y muchas atraviesan parques naturales y marcos únicos e incomparables, donde la meca de todas ellas es la Ultra Trail de Mont blanc, que se celebra en Chamonix (Francia) al final del mes de agosto.

La prueba reina da la vuelta al coloso Mont Blanc, recorriendo sus faldas durante 171 km y pasando por 3 países distintos, el corredor que logre cruzar la meta en primer lugar será coronado como el rey del Trail running mundial.

En territorio español una de las más importantes a nivel mundial es la Transvulcania. Su prueba reina recorre durante 75 km la Isla de la Palma atravesando su paisaje volcánico y rincones de ensueño.

Consejos para una correcta iniciación al Trail Running

Sea conseguir coronar estas carreras, o simplemente disfrutar de la naturaleza, a continuación os dejamos algunos consejos para vuestros primeros kilómetros por la montaña.

↓ Apoya este contenido ↓
↓ Apoya este contenido ↓

1. Olvídate de lo aprendido en el asfalto

Sobre el papel, correr en el asfalto y en la montaña puede ser lo mismo, pero la realidad es que en los senderos de montaña y sobre todo en los más empinados y técnicos, la manera de afrontarlos es totalmente distinta que la que podríamos utilizar en cualquier camino de asfalto.

Así que no te apresures ni los subestimes afróntalos con calma hasta ir ganando experiencia.

2. Olvídate de seguir un ritmo

No hay dos senderos de montaña iguales, por lo que olvídate de intentar seguir un ritmo uniforme cuando corres por ellos.

La propia naturaleza de la montaña implica que debamos adaptarnos al terreno continuamente, con sus subidas y bajadas, por lo que debemos prestar atención a otras variables como el pulso cardíaco para regular nuestro esfuerzo.

3. Cuida tu seguridad

Correr por la montaña para los «trailrunners» es un placer, pero nunca tenemos que olvidar que la montaña es un medio hostil.

Esto se acentúa en media/alta montaña, donde tenemos que estar preparados para cualquier imprevisto, ya sea una tormenta o una pequeña caída.

Además, debes tener en cuenta que lo tendrás que resolver tu mismo o con la ayuda de compañeros de entrenamiento o de carrera.

4. Mejora tu fuerza

Correr por la montaña requiere de mucha fuerza, tanto de tren superior como de tren inferior.

Además, requiere que seamos más efectivos en todos los aspectos para poder correr de manera segura.

DEBERÍAS LEER: 18 EJERCICIOS DE FUERZA SIN MATERIAL PARA MEJORAR EN CUALQUIER LUGAR.

Por tanto, realizar ejercicios específicos de fuerza como subir escaleras o multisaltos y practicar las bajadas o ejercitar los músculos que intervienen en ella nos ayudará a ganar efectividad y a correr más seguros.

5. Equipación adaptada

Es cada vez más habitual que las marcas desarrollen líneas específicas para trail running, pues correr por montaña requiere unas necesidades especiales de equipación.

Empezando por unas zapatillas que deben estar protegidas contra piedras, ramas y cualquier otra irregularidad del terreno, estas deberán tener una suela con los tacos suficientes para proporcionar agarre en la mayoría de los terrenos a los que nos enfrentemos (tierra compacta, tierra suelta, piedra, barro…).

En muchas carreras también nos pedirán que llevemos material como ropa de abrigo, chaqueta impermeable, reserva de comida, reserva de agua, etc.… para lo que necesitamos una mochila especifica que nos ayudara a llevar todo y que nos servirá también en nuestras salidas por la montaña.

Algunas opciones recomendadas:

6. Lleva comida y agua necesaria

Casi todos los senderos de montaña están alejados de los núcleos urbanos y de las zonas rurales pobladas, por lo que es bastante probable que cuando necesitemos recuperar fuerzas estemos alejados de zonas donde podamos comer algo o de cualquier fuente.

Por todo ello se hace imprescindible portar toda la comida y el agua necesaria para los entrenamientos.

En carrera no tendremos este problema, ya que tendremos avituallamientos cada cierto número de Kilómetros.

Si vamos por alta montaña, sobre todo en verano, podemos tener suerte y llenar nuestros bidones en los ríos que discurren ladera abajo, pero por seguridad mejor portar con todo lo necesario. ¡No te la juegues!

7. Preparación

La preparación del corredor de montaña es bastante más específica de lo que pueda parecer a simple vista, por lo que no hay que caer en el error de que la preparación para un corredor de asfalto sea válida.

En este caso, hay que priorizar aspectos como la fuerza, la resistencia y el trabajo de propiocepción.

Este se basa en mejorar la coordinación entre los músculos y las articulaciones, pues estas tienen que ser muy flexibles y estar en continua alerta debido a las irregularidades del terreno.

8. Respeto a la naturaleza

No hay que olvidar que estamos corriendo por la naturaleza y disfrutando de ella, por lo que hay que dejarla en el mismo estado en el que nos la hemos encontrado.

Todos los residuos que generemos (envoltorios de comida, botellas de agua,…) deben volver con nosotros y deshacernos de ellos en lugares correspondientes.

9. Cambia de mentalidad

En el asfalto siempre tratas de mantener un ritmo rápido y uniforme, buscando un tiempo rápido para la distancia que toque, pero también estás corriendo en una ciudad, entre edificios, un paisaje que te conoces o que ya has visto.

Esto cambia completamente en la montaña, vas corriendo entre campos, entre montañas, donde cada vez que levantas la vista hay un paisaje nuevo esperándote.

Cambia tu mentalidad, baja el ritmo, disfruta del entorno, el trail running te da la posibilidad de descubrir paisajes únicos a través del deporte.

También evitará que recuerdes el camino y evites perderte. Usa todos tus sentidos.

10. Planificación

Como hemos comentado antes, la montaña es un medio hostil, por lo que se hace necesario planificar el entrenamiento anteriormente.

Por su propia naturaleza, en la montaña el tiempo puede cambiar en cuestión de minutos.

Podemos tener un sol abrasador y 10 minutos más tarde tener sobre nosotros una fuerte tormenta, por no hablar de la época invernal en la que no es nada recomendable frecuentar zonas de alta montaña por las acumulaciones de nieve.

Por ello, es recomendable ver con anterioridad la ruta que vas a seguir, con alguna vía de escape en caso de que las cosas vayan mal.

Tips: lleva material como una chaqueta impermeable, una manta térmica y un pequeño botiquín, coméntale a alguien por donde vas a salir en caso de que salgas solo, lleva el móvil cargado y con batería de repuesto, etc.…

Pero sobre todo en estos casos hay que priorizar el sentido común, si ves que estas mas cansado de lo normal para cubrir la ruta o si hay una zona que no la esperabas tan dura, date la vuelta, la montaña no se va a mover de su sitio y podrás intentarlo otro día.

Deja tu comentario

¡Por favor, introduzca su comentario!
Por favor, introduzca su nombre aquí