chico realizando entrenamiento en suspension
Foto: Getty Images
Publicidad - Sigue leyendo
Tiempo de lectura estimado: 3 minutos.

¿Alguna vez has pensado en el entrenamiento en suspensión? Seguro que te suena atractivo eso de colgarse en unas cintas.

¿Pero realmente sabemos en qué consiste este tipo de entrenamiento? A continuación, te dejamos una guía útil y sencilla de cómo llevarlo a cabo junto con tu TRX y los grandes beneficios que tiene para que puedas disfrutarlo desde donde prefieras y adaptarlo a tus propias necesidades físicas.

¿Qué es el entrenamiento en suspensión o TRX?

En primer lugar, es importante que sepamos qué es el TRX.

Se trata de una modalidad más de entrenamiento deportivo mediante ejercicios en suspensión.

Para ello, necesitaremos unas cintas que reciben el nombre de TRX, y así, poder trabajar nuestra musculatura con ayuda del propio peso corporal.

El entrenamiento en suspensión, es una modalidad deportiva mediante la que podemos movernos de manera libre para trabajar la fuerza en distintas zonas de nuestro cuerpo.

Lo más importante de este tipo de entrenamiento es que mantengamos en todo momento una buena postura corporal ya que de ello dependerá que el ejercicio este bien ejecutado y mantengamos una estabilidad constante y controlemos cada movimiento.

Publicidad - Sigue leyendo

El TRX, además nos permite adaptarlo a las necesidades físicas de cada persona teniendo en cuenta, la inclinación de nuestro cuerpo para ejercer menos o más resistencia, para que, de forma progresiva y segura, podamos aumentar la dificulta de los movimientos.

¿En qué consiste?

El entrenamiento en suspensión se compone de ejercicios que vencerán nuestro peso corporal al realizar diferentes movimientos seguidos, mientras nos sostenemos con alguna de nuestras extremidades a la cuerda o TRX del que disponemos.

El trabajo muscular en estos movimientos consiste en vencer el hecho de que nuestro cuerpo no caiga al suelo por simple gravedad ejerciendo resistencia para que esto no ocurra.

Este tipo de entrenamiento se adapta a las necesidades de cada persona, dependiendo del nivel de condición física en la que se encuentre, ya que la intensidad del movimiento la eliges tú, a través del grado de apoyo que pongas en cada ejercicio, es decir, regulamos el sistema de suspensión modificando la carga del peso corporal.

La coordinación de los movimientos es algo esencial en el TRX, debido a que nos encontramos en suspensión constante, obligando a nuestro sistema nervioso a trabajar de manera controlada.

El torso debe estar en todo momento activo y estable ya que será el que controle la coordinación de cada movimiento, evitando a su vez el balanceo que produce el estado de suspensión en el que nos encontramos.

Por lo que es un entrenamiento que exige una gran conciencia corporal, ya que seremos nosotros mismos quienes dirigiremos cada acción de nuestros músculos y cada posición que deba tomar nuestro cuerpo.

Beneficios de realizar entrenamiento en suspensión o TRX

Entre los beneficios más importantes que nos ofrece el entrenamiento en suspensión tenemos los siguientes:

  • Ganamos amplitud de movimiento, proporcionando libertad a nuestras articulaciones, mediante las contracciones intermitentes de las mismas.
  • Tonificación efectiva. La activación de cada grupo muscular es inmediata al movimiento ya de que ello depende que mantengamos un buen control y ejecución del ejercicio. A su vez, esto hará que aumente nuestra fuerza corporal.
  • Se adapta fácilmente a las necesidades de cada persona, por su facilidad para aumentar o disminuir la inclinación, fuerza o tensión establecida en cada movimiento.
  • Control neuromuscular. La conciencia corporal es un requisito básico del entrenamiento en suspensión, por ello, durante su ejecución nos vemos obligados a controlar cada movimiento de manera que exista una estabilidad y coordinación corporal correcta.
  • Aumento de coordinación. Como mencionamos anteriormente, es un entrenamiento que requiere una conciencia activa de cómo se encuentra nuestro cuerpo en cada momento, por lo que, si no existe coordinación entre los movimientos, perderemos el control en la ejecución de los mismos.
  • Mejora de la postura corporal, ya que en todo momento debemos mantener activado nuestro core para mantener la espalda totalmente recta.

Recomendaciones

El entrenamiento en suspensión puede convertirse en la base de tu rutina deportiva o como completo de la misma.

Esta modalidad sirve tanto para calentar, como de ejercicio accesorio a nuestra parte de fuerza.

La manera en la que ejecutes cada movimiento es importante, asegúrarte de adquirir buena técnica y que cada posición que tome tu cuerpo se mantenga controlada, mediante la activación del core y el mantenimiento de equilibrio.

No olvides que, para conseguir ganar fuerza con estos ejercicios de forma progresiva, es importante que hagas un trabajo consciente de tu nivel de condicionamiento físico y adaptes el movimiento a tus necesidades, aprovechando que esta modalidad de entrenamiento nos ofrece facilidad para ello.

Ejercicios en suspensión que puedes realizar

A continuación, dejamos explicados algunos ejercicios más sencillos que podemos llevar a cabo en suspensión con nuestro TRX:

  • Sentadilla o squats con TRX: Realizaremos una sentadilla controlada y con técnica adecuada, agarrando los mangos del TRX, activando en todo momento el core, ya que no será un ejercicio en el que tu cuerpo se deje caer al estar sujetando las cintas, todo lo contrario, controla y coordina la ejecución del mismo. Consciencia corporal y activación constante es la clave.
  • Remo: En posición erguida y con los mangos del TRX agarrados, nos inclinamos hacia atrás, manteniendo la espalda totalmente alineada, nos dejamos caer y recuperamos la posición inicial con la fuerza de nuestro tren superior de espalda.
  • Press de pecho: Esta vez, el movimiento se hará inclinándonos hacia adelante, flexionaremos los brazos y mantenemos las manos ligeramente elevadas, la flexión de codos indicará cuando debemos volver a la posición inicial, sin sobrepasar la altura de nuestras manos.
  • Plancha: Desde posición sentados meteremos los pies en los mangos del TRX, y nos colocamos boca abajo dejando nuestros pies en suspensión, antes de ponerte en posición de plancha asegura bien la técnica de esta postura apoyando las rodillas en el suelo. Preparado para ello, apoyaremos, bien los antebrazos, bien la palma de las manos, manteniendo una línea recta de nuestra columna y el core bien activo en posición de plancha, durante 10 segundos que iremos aumentando de manera progresiva.

Deja tu comentario

¡Por favor, introduzca su comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí