chico enseñando abdominales
Foto: Unsplash
Publicidad
Tiempo de lectura estimado: 2 minutos.

Uno de los objetivos físicos más extendidos es la pérdida de peso y el deseo a eliminar la grasa localizada.

Existen diferentes caminos y ayudas para ello, y como bien sabrás, los quemadores de grasa siempre han sido una opción para aportar ese extra.

Por supuesto, no son milagrosos, pues también necesitarás tener el control en parámetros como el deporte o la alimentación.

No obstante, estés buscando una guía completa sobre esta temática o simplemente quieras más información, te damos las claves para lo entiendas.

¿Qué son y para qué sirven los quemadores de grasa?

Los quemadores de grasa o termogénicos son sustancias que provocan un aumento de la temperatura corporal, donde nuestro organismo reacciona metabólicamente incentivando el consumo y, en consecuencia, la quema de grasa.

En este proceso, se consigue generar calor y energía mediante la ingesta de alimentos o suplementos con tales efectos, conocido como termogénesis, lo que ayuda a reducir el tejido adiposo.

Así, sea de uno u otro tipo, para conseguirlo nuestro organismos elevará la tasa metabólica, algo que varía en cada persona. Y esto también es clave.

Publicidad

De hecho, y por esta misma razón, puede ser que lo que le funcione a ese compañero que te recomienda un quemador de grasa para lucir abdominales, a ti no te haga el mismo efecto, y te llegue la frustración.

Tipos de termogénicos

Los quemadores de grasa se pueden dividir en dos: los naturales, conocidos como alimentos quema-grasa y los artificiales o suplementos termogénicos.

Quemadores de grasa naturales

Existen alimentos de manera natural que nos ayudarán a producir ese calor o energía mediante la cual quemaremos más grasa.

Algunos ejemplos de ello, que además cuentan con respaldo científico, son:

  • Cafeína
  • Té verde
  • Otros como la cayena, pimienta negra, curry, cúrcuma, jengibre o guaraná pueden actuar como termogénicos.

Suplementos termogénicos

Estos necesitan de un procesamiento para conseguir el efecto deseado tras ingerirlo.

La gran mayoría de estos quemadores de grasa que venden las marcas como suplementos se basan en sustancias naturales con potencial termogénico por si solos.

No obstante, se procesan y se adaptan a su uso en diferentes formatos (líquido, comprimido o cápsulas) para poder consumirlos con mayor rapidez y comodidad, sin la necesidad de estar en la búsqueda de los anteriores.

Algunas sustancias populares de ellos son:

  • Ácido cloronégico
  • L-Carnitina
  • Sinefrina
  • Yohimbina

¿Son necesarios? ¿tienen efectos secundario?

Es cierto que estas sustancias pueden aportar un extra en la quema de grasa, aunque de nada servirá su consumo por sí solos si no se tienen en cuenta otros parámetros como el movimiento, la alimentación o el descanso.

Además, y como siempre, todo depende de cada individuo, de su condición/situación y de la dosis tomada.

Uno de los principales problemas puede ser el aumento directo sobre el ritmo cardíaco al acelerar el metabolismo.

Algo especialmente importante en personas con problemas relacionados con el corazón o la circulación sanguínea, o con problemas de insomnio.

Tampoco es aconsejado el uso de termogénicos en dietas bajas en carbohidratos, como las dietas cetogénicas, ya que se necesitará de glucógeno en el organismo. Si no es así, puede implicar efectos negativos.

En conclusión, estos alimentos o suplementos pueden ayudarte en la función de bajar de peso, no obstante, todo depende de cada individuo. Recomendamos que acudas a un especialista de la salud antes de actuar por libre.

Deja tu comentario

¡Por favor, introduzca su comentario!
Por favor, introduzca su nombre aquí