Persona subiendo escaleras para aumentar el NEAT
Foto: Unsplash
Publicidad
Tiempo de lectura estimado: 3 minutos.

NEAT, déficit calórico, metabolismo en reposo… cualquiera que se haya puesto como objetivo mejorar su dieta para perder peso y/o mejorar su rendimiento, habrá oído algunos de estos conceptos. Hoy vamos a centrarnos en el primero: el NEAT.

¿Qué es el NEAT?

NEAT es un acrónimo en inglés («non-exercise activity thermogenesis») que viene a hacer referencia a todas aquellas actividades físicas que no están asociadas al ejercicio, dormir o comer pero que generan algún tipo de gasto calórico. Algunos ejemplos de NEAT son: pasear al perro, cortar el césped o subir escaleras.

¿Por qué el NEAT es importante en la pérdida de peso?

Para entender su importancia debemos comprender primero la relación entre el peso corporal y el balance energético.

Simplificando al máximo la pérdida de peso, podría explicarse como el resultado de un gasto calórico superior a la ingesta; es decir, quemo más de lo que como y bebo.

Esto ha llevado a error a muchas personas que, en busca de generar ese balance negativo en el saldo energético, han considerado sólo dos opciones: comer muy por debajo de lo necesario, o entrenar por encima de sus posibilidades. Aquí es donde entra en juego el NEAT.

Resulta que este concepto es una variable oculta, y digo oculta porque suele pasar desapercibida a la hora de generar el tan deseado déficit calórico.

Y es que aumentar el NEAT puede contribuir de forma masiva (¡y segura!) a incrementar el gasto energético si lo conseguimos maximizar.

Publicidad

¿Cómo calcular mi NEAT?

Lo primero que debemos tener es una estimación del NEAT para tener una referencia sobre la cual podamos trabajar.

Ahora bien, resulta harto complicado obtener un NEAT 100% fiable dado que depende de muchos factores como la genética, el sexo o el metabolismo (entre otros).

Además, ocurre que es difícil conocer el gasto calórico real de las actividades diarias (físicas o no).

La mejor manera de obtener una estimación aproximada del NEAT es usar una pulsera cuantificadora que registre el gasto calórico obtenido con ejercicio físico y no físico a lo largo del día.

Reloj inteligente para calcular el NEAT

Después, debemos restarle las calorías que hayamos quemado mediante el ejercicio físico para obtener el NEAT.

Apuntar como dato que cada pulsera tiene su propia fórmula a la hora de calcular las calorías que quemamos a través del ejercicio físico y las actividades diarias.

Por ello, para monitorizar adecuadamente los cambios del NEAT, debemos usar siempre la misma pulsera como referencia.

¿Cómo mejorar y aumentar el NEAT? 5 consejos para tu día a día

Como se ha mencionado anteriormente, el NEAT es el compendio de actividades que no tienen que ver con el ejercicio físico per se. 

De modo que, para incrementarlo, todo pasa por adoptar un estilo de vida más activo. Aquí van unos cuántos tips para sumarle al gasto calórico:

  • Limpia tu casa con mayor frecuencia. Fregar, barrer, limpiar los cristales o la vajilla… todo eso cuenta para el NEAT, y son tareas del hogar casi necesarias. Si quieres darle un toque picante, ponte un chaleco o una mochila lastrada a la espalda.
  • Pasea más a menudo. Si te mueves en transporte público o en vehículo motorizado, intenta quedarte a 5-10 minutos andando de tu destino. Y si tienes perro, súmale otros 5-10 minutos al paseo (tu NEAT y tu perro te lo agradecerán).
    Paser ayuda a mejroar el NEAT
  • Sube las escaleras a pie y evita ascensores o escaleras mecánicas. Los ascensores y las escaleras mecánicas están bien, pero subir las escaleras a pie ayudará a quemar más calorías a lo largo del día sin hacer un esfuerzo sobrehumano.
  • Haz tus compras en persona y no por internet. En la medida de lo posible, intenta ir tú a hacer las compras en el supermercado o a comprar los regalos de Reyes en vez de comprarlo online. Si a eso le sumas el paseo de granjero con las bolsas, contribuirá aún más al NEAT.
  • Trabaja de pie. Si tienes un trabajo en el que debes de moverte constantemente o estás de pie de manera continuada, tu gasto calórico está de enhorabuena. Si por el contrario pasas horas y horas sentado en una silla, recomendamos trabajar de pie en una mesa adaptada para ello. Son muchas las soluciones que existen hoy día, por lo que será un gran aliado.

Como ves, el NEAT son esos pequeños detalles del día a día que te ayudarán a mantener un estilo de vida más activo y saludable, y los cuales es probable que puedan pasar desapercibidos.

Levine, J. A. (2003). Non-exercise activity thermogenesisProceedings of the Nutrition Society62(3), 667-679.

Deja tu comentario

¡Por favor, introduzca su comentario!
Por favor, introduzca su nombre aquí