chica haciendo peso muerto en crossfit
Publicidad
Tiempo de lectura estimado: 3 minutos.

Mejorar la motivación en CrossFit parece más sencillo de lo que realmente es.

Acceder voluntariamente a soportar niveles tan intensos de dolor requiere de mucho esfuerzo y sacrificio. Por eso, hay momentos en los que resulta complicado ser constante.

Conocedores de esta situación, te damos 8 claves enfocadas en mejorar esa motivación para que no pierdas ritmo y puedas alcanzar tu mejor versión.

1. Disfruta del proceso

Este mantra se repite a menudo entre los crossfiteros y no por casualidad.

La ciencia del comportamiento nos dice que si realizo una actividad porque, en sí misma, me es placentera, tengo más probabilidades de mantener esa actividad.

Además, la motivación intrínseca se relaciona positivamente con un elevado control percibido, lo que mejorará mi esfuerzo y persistencia frente a obstáculos.

2. Confía en tus habilidades

Más fácil decirlo que hacerlo, ¿no? Pues claro. Por eso, no se puede quedar en una autoinstrucción motivacional, sino que debe ir acompañada de tareas específicas que incrementen mis expectativas de éxito.

Publicidad

En este sentido, la labor de mis coaches y de mis compañeros resulta fundamental. Ese empujón extra que termine de sacarme de la zona de confort, me dará razones de peso para confiar en mis habilidades.

No quería saltar al cajón de 50 cm… pero probé y resulta que lo conseguí. Ya no tengo excusa para no hacerlo la próxima vez.

3. Identifica tus excusas

Hay un plan de acción para cada ocasión, así que vamos a ver cuáles son las excusas que tienes a mano:

  • «Con entrenar 1 o 2 veces a la semana voy bien»: El riesgo de abandono deportivo es elevado si de 7 días sólo voy 1-2 veces (con suerte) al box. ¿Dirías que con 1-2 días puede crearse realmente un hábito de largo duración?
  • «Siento que cada vez me cuesta más ir al box»: Si te inquieta no ir tanto como te gustaría, ¿qué es lo que echas en falta cuando dejas de ir a entrenar?
  • «Tengo que intentar ser más constante»: Ya sabemos por qué quieres comprometerte más, ¿dispones de los recursos personales y materiales (tiempo, dinero, capacidad física) para ir más a menudo?
  • «Llevo 1 mes yendo a 3 clases por semana, pero a veces no me apetece ir y me preocupa volver atrás»:Perder ritmo y constancia forma parte del proceso, pero identifica eso que te ayuda a ir en los días duros (quedar con un amigo, dejar la ropa preparada, etc.) y lo que te hace dudar (mal tiempo, mucha carga laboral, etc.)

4. Encuentra apoyo en el grupo

Ayudarse del entorno social para mejorar la motivación en CrossFit es clave. Se descubrió en un estudio reciente que motivos intrínsecos como la afiliación, el pasárselo bien y el desafío personal eran los más frecuentes en los que lo practicamos.

No hace falta llevar mucho tempo practicando este deporte para saber que el aspecto social es sumamente importante.

Y es que el sentimiento de pertenencia que te da el CrossFit, es difícil de replicar en otros deportes individuales.

↓ ¿Cómo mejorar la fortaleza mental en CrossFit? ↓

fortaleza mental en crossfit
Tia-Clair Toomey es uno de los mejores ejemplos de que puede hacer una fortaleza mental bien desarrollada. Fuente: CrossFit Games

5. Tolera la incertidumbre

El componente «desconocido» del CrossFit quizá sea uno de sus activos más valiosos. ¿Por qué? Pues porque con el tiempo, como sociedad, hemos ido desarrollando una creciente intolerancia a la incertidumbre.

Y resulta que esto está en la base de unas estrategias de afrontamiento inadecuadas.

No sabemos lidiar con un «no», con un «¿y si…?». Nos hemos acostumbrado a saberlo todo cuánto antes.

El CrossFit se encarga de devolvernos a la realidad con sus WODs eternamente cambiantes y nos saca de la comodidad del «saber». Esto nos da herramientas para afrontar mejor esa incertidumbre.

6. Detectar errores para gestionar fracasos

La metodología del CrossFit te da la posibilidad de seguir de cerca tu progreso. Monitorizar ese progreso me aporta mucha información sobre huecos en mis capacidades físicas pero también personales.

Aprender a valorar esos «fracasos» como experiencias de aprendizaje va a tener efectos muy positivos sobre mi regulación emocional y resiliencia.

7. … ¡pero también los éxitos!

¡No todo iban a ser errores y fracasos! Las RM, esas «primeras veces», hay que llenarse los bolsillos de victorias para afianzar también esa autoeficacia y confianza en uno mismo.

8. Haz tu propio camino

En el deporte uno comparte su experiencia con los demás, pero no deja de ser un camino único para cada individuo.

Haz valer tu espacio y marca tu propio ritmo para alcanzar las metas que te propongas.

Deja tu comentario

¡Por favor, introduzca su comentario!
Por favor, introduzca su nombre aquí