sandía y piña como frutas para comer en la playa
Foto: Pexels // Ideas para comer en la playa
Publicidad
Tiempo de lectura estimado: 3 minutos.

Con la llegada del verano, es común que nos desplacemos a la playa para disfrutar de unos días de relax. La combinación perfecta entre la arena y el mar nos aportará numerosos beneficios.

No obstante, hay una parte, centrada en la alimentación, que solemos descuidar cuando esto ocurre.

RECOMENDAMOS: Dieta y CrossFit, todo lo que debes saber para tu rendimiento.

Existen alimentos fáciles, sencillos y nutritivos en los que podemos basarnos y con las que dejarás de caer en la tentación de platos y alimentos industriales, lo típico que sueles hacer cuando no sabes que llevar.

Aquí te dejamos las bases nutritivas para que no arruines tu verano nutritivo en la playa, lleves tu propia comida o hayas optado por la opción del «todo incluido».

¿Qué llevar a la playa para comer? 5 claves para añadir como base

1. Mucha fruta

La fruta es un alimento que debe estar en la lista de manera obligada.

Estas nos aportan agua, vitaminas, minerales, fibra y diferentes compuestos beneficiosos para el organismo.

Así mismo, tendrás buenas dosis de antioxidantes para luchar contra las altas temperaturas.

Publicidad

Son dulces, sabrosas, tienen pocas calorías y prácticamente nada de grasas saturadas (aquellas más perjudiciales para el organismo), por lo que son un buen capricho cuando te entre tu vena más golosa.

Por último, básate en frutas de temporada como prioridad. En estas fechas, puedes encontrar algunas como sandía, melón, aguacate, ciruelas, frambuesas, melocotón, nectarina, peras, plátanos o albaricoque, entre otras.

tajadas de sandía sobre toalla en la playa
Foto: Pexels

2. Verduras, necesarias por nutrientes

Las verduras, junto con las frutas, son ideales para llevar a la playa, ya que nos aportarán muchas vitaminas, minerales y líquidos para reponer lo perdido y soportar el calor.

Estas deberán ser la base de los platos que nos llevamos para comer en la playa.

Además, son otra excelente fuente de antioxidantes. Para beneficiarnos de estos, deberemos comer, sobre todo, los alimentos en crudo.

Profundizando en sus beneficios, tenemos:

  • Nos ayudan a saciar el apetito.
  • Reduciremos nuestra ingesta calórica sin pasar hambre.
  • Nutren nuestros órganos y sistema por sus cantidades de vitaminas y minerales.
  • Aportan vitalidad.

Como mejor opción, nos basaremos en verduras de temporada como zanahoria, tomate, pepino, berenjena, pimiento o lechuga.

Una excelente opción es incluirlas en ensaladas como alimentos fríos.

verduras para comer en la playa
Foto: Pexels

3. Proteínas, base esencial

Cuando hagas la compra o estés preparando tu menú, no te olvides de las proteínas.

Estas pueden ser de origen animal y vegetal. Como ejemplos de proteínas animales para comer en frío, tenemos opciones como el huevo cocido, atún, yogures o carnes (ej. en ensaladas).

Por otro lado, si prefieres la opción vegetal, puedes llevar alimentos nutritivos como la quinoa, legumbres o arroz.

4. Grasas saludables, no te olvides de ellas

El aporte de grasas saludables también será necesario, ya que vamos a poner nuestra piel al sol en largos periodos y no representan un riesgo de enfermedad cardiovascular.

RECOMENDAMOS: Estos son los mejores alimentos para CrossFit.

En este apartado, le daremos preferencia a las grasas de origen vegetal como el aceite de oliva o aceite de coco.

Además, si queremos incluirlas en forma de alimentos, tenemos algunas excelentes  opciones como aceitunas, aguacate, huevos o frutos secos.

4.1 Snacks

Los snacks son un tipo de alimento que se utilizan generalmente para satisfacer el hambre entre horas.

Muchas veces cometemos el error de basarnos en algunos pocos saludables sin ningún valor nutricional o exceso de aditivos (ej. patatas fritas), por lo que ten esto en cuenta en tu elección.

Además, ten cuidado en cometer un consumo descontrolado si vas a comerlos en la playa, ya que es fácil ingerir elevadas cantidades calóricas sin llegar a sentir saciedad.

Una buena opción son los frutos secos, además de ser una fuente perfecta de proteínas y grasas saludables.

Si te apetecen opciones más refrescante, huye de los helados por sus elevadas cantidad de azúcar, ente otros. Hay opciones saludables como sorbetes o batidos de fruta.

frutos secos para llevar de comer a la playa
Foto: Unsplash

5. Una buena hidratación

Por último y no menos importante, debes tener en cuenta que la playa es un lugar en el que hace mucho calor, por lo que la sudoración y pérdida de minerales por parte de nuestro organismo es elevada.

DEBERÍAS LEER: La correcta hidratación en CrossFit: una de las claves para el buen rendimiento.

Para compensar este déficit, es necesario mantener una correcta hidratación, reponiendo los líquidos y mineras necesarios.

Puedes conseguir esto a través del agua o bebidas isotónicas. Recomendamos la primera, pues la segunda, en muchos casos -y según marcas- enmascara grandes cantidades de azúcar.

No obstante, hay alternativas muy buenas y saludables como la Kombucha, además de basarte en una buena alimentación.

Además, ten en cuenta que no son recomendable grandes ingestas calóricas en la playa, para evitar digestiones pesadas con la exposición al sol.

Si vas a tener una jornada de playa, ten presente todo lo anterior y hazlo de la mejor manera para poder sacarle el máximo partido a tu día.

Deja tu comentario

¡Por favor, introduzca su comentario!
Por favor, introduzca su nombre aquí