Como mostramos anteriormente, explicando los detalles sobre el ayuno intermi , y en el cual analizábamos las ventajas e inconvenientes del mismo, te introducimos un poco más en este tema nutricional.

Tipos de ayuno intermitente

Existen varios tipos de ayuno intermitente, que van desde las 12 horas sin comer hasta varios días. Nos vamos a centrar en los tipos más utilizados, más prácticos y los que nos darán los máximos beneficios combinados con CrossFit o entrenamiento funcional.

Ayuno 12/12

Se trata de ayunar durante 12 horas, para comer durante las siguientes 12.
Por ejemplo, si cenamos a las 10.00 de la noche, no comeríamos nada hasta las 10.00 de la mañana siguiente.

Esto en principio no debería suponer un estrés muy grande y puede quedarse algo corto si queremos realmente sacarle partido a todos los beneficios.
A pesar de su corta duración, tiene uno de los beneficios más importantes combinado con el entrenamiento, y es el tiempo. Mucha gente no entrena o abandona por el tiempo que conlleva. Más aún si entrenamos pronto y además tenemos que levantarnos varias horas antes para desayunar y esperar a hacer la digestión. Además, nos ahorramos de posponer el entrenamiento con la posibilidad de que más tarde no nos de tiempo o simplemente pereza.

Si te levantas, tomas un café y vas al box, las posibilidades de éxito aumentan enormemente.

Así que para estos casos, sería una genial opción realizar este protocolo antes de la primera comida y ya romper el ayuno justo al terminar o esperar para esa primera comida. Tampoco hay que ser completamente exactos con esas 12 horas. Como ya hemos visto, se trata de facilitar el entrenamiento, no añadir más estrés.

Ayuno de 16/8

El ayuno más popular y el cual seguramente habrás oído. Se trata de ayunar 16 horas y comer las otras 8.

Así que si cenamos a las 10.00 de la noche, no comeríamos hasta las 14.00 del mediodía siguiente. Este proceso requiere algo más de adaptación y sería recomendable en atletas intermedios y avanzados que quieran experimentar y mejorar su rendimiento un paso más allá.
Este protocolo se puede llevar a cabo de 2 formas, dependiendo del nivel de adaptación. Si estamos poco adaptados todavía, podemos entrenar por ejemplo a las 12 horas de ayuno y luego esperar las horas restantes hasta la primera comida. Esto nos hará conseguir todos los beneficios del ayuno pero sin tener que entrenar las horas finales del proceso (al principio las más difíciles).
Otra forma y para la que dedicareos el último punto, sería entrenar justo antes de la primera comida.

Ayuno de 24 horas

Consiste básicamente en realizar una comida y no ingerir nada hasta pasadas 24 horas. Es en este tipo donde se han encontrado los mayores beneficios.

Pero dentro del ayuno intermitente para CrossFit tiene ciertas desventajas:
Es preferible no entrenar ese día. Por lo menos un entrenamiento demandante tipo CrossFit. Si estamos buscando una ganancia muscular o de rendimiento, puede afectar al total calórico. Ya que ingerir todos nuestros requerimientos en una sola comida es muy difícil.
Supone un estrés y un nivel de adaptación muy grande.
Aún así, como ya he comentado, los beneficios son enormes y si experimentas con el ayuno de 16/8 y te gusta, puedes probarlo.

Una opción muy interesante sería probar con el de 24 horas una vez al mes.

¿Qué se puede comer durante un ayuno intermitente?

La respuesta es corta y simple: NADA.
De ahí el nombre de ayuno. No tiene sentido ingerir ciertos aminoácidos o BCAA. Al igual que no tiene sentido incluir zumos ni bebidas energéticas ni nada por el estilo, ya que por muy líquidas que sean, las calorías van a romper nuestro estado de ayuno.

Por supuesto podemos (y debemos) beber agua, sobre todo si vamos a realizar entrenamientos una buena hidratación es imprescindible en el ayuno intermitente para CrossFit o entrenamiento funcional.

Bueno, ¿Y si no tiene calorías? En ese caso hay que distinguir entre bebidas que no tengan calorías de manera natural (tipo café, té, infusiones) de los refrescos zero o light llenos de edulcorantes.
Se ha visto que el sabor dulce puede interferir en los niveles de glucosa e insulina en sangre, cosa que si hacemos ayuno, uno de los principales objetivos es mantener esto a.

Por lo que SÍ podemos tomar:
Café sólo negro sin azúcar ni edulcorantes (excelente opción antes de entrenar). Además de infusiones y tés (no preparados) igualmente sin endulzar.
Además, es muy recomendable este tipo de bebidas, ya que a parte de producirnos saciedad y disminuir el apetito, pueden ayudarnos a la movilización y utilización de las grasas durante el ayuno y los entrenamiento.

De adicto al desayuno al primer wod sin comer

Si te ha gustado el artículo, tenemos en exclusiva, para ti, una planificación de seis semanas para ayudarte a conseguir el objetivo de tu entreno basado en el ayuno intermitente para entrenamiento funcional / CrossFit.

Si no quieres perder detalle y te has decidido, suscríbete a nuestro ‘Newsletter’ (en barra lateral de la página principal) o ponte en contacto con nosotros y te enviaremos toda la información necesaria para ello. ¡Es gratuito y en pocos segundos!

2 Comentarios

    • Es genial! Muchas gracias por tus palabras!

      Es una genial herramienta para muchos casos y objetivos, ya sabes todo tiene un proceso de adaptación y te animo a probar poco a poco alargar la ventana de ayuno y experimentar con el de 16/8.

      Un fuerte abrazo!

Deja tu comentario

¡Por favor, introduzca su comentario!
Por favor, introduzca su nombre aquí