hombre saltando entre rocas en una llanura con los brazos estirados
Foto: Unsplash
Tiempo de lectura estimado: 3 minutos.

Cuando nos fijamos en atletas de élite de nuestro deporte, observamos miles de características que les hacen estar a ese nivel.

Buena técnica en los movimientos de halterofilia o una capacidad aeróbica excepcional, entre otros, son aspectos que podemos observar a simple vista cuando están haciendo un WOD o un levantamiento.

Pero para llegar a ese nivel intervienen muchos factores más, entre ellos, el psicológico, siendo muy importante a la vez que descuidado.

Tu cabeza puede ser tu peor enemigo si no la tienes igual de entrenada que cualquier otro músculo.

Por ello, hoy hablamos sobre uno de estos aspectos, uno que nos limita de forma inconsciente: la zona de confort; ¿cómo y por qué salir de ella?

¿Qué es la zona de confort?

En términos generales, la zona de confort es un estado mental que no permite el crecimiento personal, donde se utilizan conductas para evitar el miedo y la ansiedad, utilizando un comportamiento rutinario tratando de no asumir ningún riesgo.

RECOMENDAMOS LEER: 5 ventajas del entrenamiento psicológico

Parece agradable, pues es el lugar donde sentimos que tenemos las cosas «bajo control», pero no es suficientemente estimulante como para aprender cosas nuevas, superar baches o hacer cosas que jamás habías imaginado.

Consejos para salir de tu zona de confort

1. Desafíate y da tu máximo

Para alcanzar aquello que queremos debemos afrontar el riesgo de hacer cosas que no se nos dan bien o que provocan miedo o inseguridad.

Por ejemplo: cuando en un WOD te empieza a doler todo, sientes el lactato por las nubes, te arden las piernas haciendo sentadillas.. lo más fácil sería parar, pero no lo hagas.

Prueba a dar un empujón más, sigue haciendo sentadillas hasta que acabe el tiempo, aumenta el ritmo en una carrera para acabar el primero..

En resumen: Lucha contra tu mente, cuando pienses que no puedes más, sigue.

LEER: Aprende a establecer metas y objetivos de forma efectiva

Un poco de ansiedad puede ser positivo para mejorar nuestro rendimiento, convierte esas situaciones en estímulos: no son nervios, no es inseguridad, es emoción.

2. Piensa en tu manera de hacer las cosas

Busca situaciones que te hagan salir de la zona de confort. Si sabes que con 50kg en la barra vas a ir «bien» durante el WOD, prueba a ponerle mas peso.

Si te sientes cómodo partiendo las repeticiones en grupos de 5, hazlo en rangos más altos.

Forzar tu cuerpo para ver dónde puedes llegar y hacerlo sentir incómodo durante el proceso es parte del aprendizaje.

MEJORA TU FORTALEZA MENTAL EN CROSSFIT

fortaleza mental en crossfit
Tia-Clair Toomey es uno de los mejores ejemplos de que puede hacer una fortaleza mental bien desarrollada. Fuente: CrossFit Games

3. No pongas excusas

Cuando nos fijamos metas «incómodas» buscamos excusas para no hacerlo de forma inconsciente.

Evítalas, lo único que haces con ellas es ponerte trabas. Saca esa disciplina que llevas dentro, respira hondo y sigue. Recuerda que si tú no lo haces, nadie lo hará por ti.

4. Busca un respaldo

Los que tenemos la suerte de entrenar en un box sabemos el gran ambiente de comunidad que se respira.

Salir de tu zona de confort es algo difícil, pero con la ayuda de tus compañeros, familia, coach… todo será mas fácil.

Deja que sus ánimos te lleven cuando no puedas mas, busca entrenar con alguien más «fuerte» que tú e intenta seguirle.

Queramos o no, toda persona tiene esa competitividad dentro y medirte con otra persona te obligará a forzar la maquina y salir de tu zona.

Beneficios de salir de tu zona de confort

1. Sé más fuerte como persona

El miedo o la ansiedad son sentimientos normales cuando intentamos salir de ella, pero plantarle cara hará que veas que no es para tanto.

La inseguridad es algo natural, una advertencia de que lo que se te viene encima NO es fácil.

Caer durante el proceso será algo normal, pero debes enfocarlo como una parte de tu crecimiento.

Disfruta del aprendizaje constante, cuando mires hacia atrás y veas todo lo que estás consiguiendo podrás sentirte orgulloso de ti mismo.

2. Gana autoconfianza

Salir y avanzar hacia tus objetivos tendrá efectos altamente positivos sobre tu autoconfianza y la percepción que tienes sobre si serás capaz de alcanzar tus metas.

Somos animales de costumbres, nos gusta sentirnos cómodos dentro de nuestra burbuja, pero así nunca vas a exprimir todo tu potencial.

Debes estar dispuesto a sufrir, a sentir cosas que no te gustan, a tenerte que quedar estirado en el suelo después de un ultimo apretón en un WOD.

Pero estas cosas, estas sensaciones, son las que día a día harán que seas mas fuerte, tanto en el deporte como en tu vida personal.

Deja tu comentario

¡Por favor, introduzca su comentario!
Por favor, introduzca su nombre aquí