chico sentando sobre discos enseñando sus manos en crossfit
Foto: Getty Images
Publicidad
Tiempo de lectura estimado: 2 minutos.

Desarrollar callos en las manos es un rito de paso en el mundo del Fitness Funcional.

Sometemos a nuestras manos a mucha presión con el trabajo de barra, anillas, pesas, cuerda… y eso deja huella.

Los callos no son más que piel que se endurece por presión acumulada. No son malos en sí, pero pueden convertirse en un problema si no les dedicamos suficiente atención.

Por tanto, os traemos aquí te dejamos algunos consejos para quitar los callos de tus manos si practicas CrossFit u entrenamiento funcional.

Así debes quitar los callos de tus manos

La prevención es la mejor cura en materia de cuidado de manos.

No queremos quedarnos fuera de combate unos días o sufrir en la ducha por rotura de callos, así que toma nota de estos consejos para cuidar esos callos.

  1. Lo primero, debemos ablandar la piel de las manos con agua así que puedes aprovechar tras la ducha o un lavado de manos a conciencia con agua tibia y jabón.
  2. Haciendo uso de un limador de callos, una cuchilla de afeitar o una piedra pómez, vas a buscar zonas rugosas y ásperas y con las herramientas mencionadas vas a intentar igualar la superficie.

La idea es retirar esa «piel muerta». Dos cosas a tener en cuenta en este punto:

Publicidad
    • NO intentes hacer esto si algún callo te duele al tacto porque seguramente tengas una ampolla debajo que necesita curarse. Lo ideal es llevar a cabo el proceso a finalizar un día de descanso.
    • NO te quites toda la piel. Los callos aportan una protección extra para toda la presión que soportan las manos. Sólo buscamos dejarlo a ras con el resto de la piel.

¿Cómo evitar que se rompan los callos de la mano en CrossFit?

La razón por la que se rompen los callos es que se quedan «atrapados» entre la barra y la presión que ejercemos con nuestro peso corporal.

Además del ritual de cuidado de manos descrito con anterioridad, hay otros 3 tips que nos van a ayudar a reducir la probabilidad de rotura:

1.Mantener los callos hidratados.

La piel seca se rompe con mayor facilidad, por lo tanto cada noche antes de dormir aplica cremas hidratantes o vaselina para hidratar la zona.

No lo hagas antes de ir al box que sino nos complicamos el agarre.

2. Vigilar el agarre empleado.

La colocación de palmas y dedos sobre los implementos tiene mucho que ver en la rotura de callos. Hacer ajustes durante un WOD pueden marcar la diferencia.

Debes tener en cuenta: cuanto más amplitud de kipping tengo, más desplazamiento de manos hay, lo que puede «atrapar» algún callo.

Un kipping más controlado (tirando a estricto) puede ayudar a aliviar la tensión.

3. Usar calleras

Probablemente resulte evidente, pero a medida que vamos progresando en el deporte, acumulamos más volumen de trabajo.

Por lo tanto, intentar ir de duro y no usar protección externa sólo conseguirá frenarme.

Recomendamos buscar unas calleras que se adapten a ti y a tu nivel. Si estás en su búsqueda, aquí tienes nuestra selección:

Debes tener en cuenta: las calleras deben ajustarse a las dimensiones de tus manos.

Si me quedan demasiado grandes, formará pliegues que incrementan posibilidad de rotura de callos o formación de ampollas; si me quedan pequeños, no cubrirán las zonas de apoyo.

¿Y si ya se han abierto? Así debes curar los callos de tus manos en CrossFit

Si ya ha ocurrido lo que nos temíamos y no hay vuelta atrás, toma nota de estos cuidados post-rotura y empieza a curar los callos de tus manos:

  1. Tómate un descanso. No significa que no puedas entrenar, sino que te mantengas alejado de cualquier movimiento que pueda reabrir la herida.
  2. Lava las heridas con frecuencia. Dejar la piel al rojo vivo significa que está expuesto a todo tipo de bacterias. Usa antiséptico como el betadine para prevenir infecciones.
  3. Usa una crema como la Blastoestimulina para regenerar la piel. Por comodidad, aplícala de la noche y cubre la zona con una gasa para evitar perderla con el roce.
  4. Si te vas a duchar, prueba a poner vaselina sobre las heridas para protegerte (un poco) del agua.

Deja tu comentario

¡Por favor, introduzca su comentario!
Por favor, introduzca su nombre aquí