«Hay que buscar el equilibrio, pero este WOD 19.3 definitivamente es peligroso.»

Así de contundente veíamos la portada del artículo de esta página en su crítica hacia CrossFit por el último wod de estos Open 2019 publicado hace cuatro unos días. Hablamos del workout 19.3.

No es la primera vez que se critica la metodología de este deporte, es algo con lo que la propia compañía tiene que lidiar constantemente, desde la NSCA hasta Men´s Health ¿Acaso no has escuchado alguna vez que el CrossFit es lesivo?

Con el título, «Si quieres conservar tus hombros, pasa del wod 19.3 de los CrossFit Open«, su autor Ebenezer Samuel comenzaba una dura crítica por el alto grado de incidencia que puede tener una posible lesión sobre los hombros de todo atleta que quiera realizar este entrenamiento.

«El último WOD de los CrossFit Open, el 19.3, es lesivo para tus hombros, así de simple. Diseñado para poner a prueba tu equilibrio y fuerza, su ejecución puede dejar en shock todo tu cuerpo ya que hacer el pino y flexionar no es un movimiento natural y pone en jaque tu columna vertebral también. Muy contraproducente, el riesgo de lesión es alto y, si eres inteligente, evitarás hacerlo para no acabar con el tendón desgarrado.»

Su crítica no ha cesado ahí, sino que además añade:

«Después de nueve años practicando CrossFit, puedo asegurar que la mayoría de los ejercicios no son malos para tu cuerpo, pero entiendo que llevar tu ritmo cardíaco al límite y forzar tanto tus articulaciones es un riesgo. Hay que buscar el equilibrio, pero este WOD 19.3 definitivamente es peligroso.»

Samuel Ebenezer continuó:

«¿Por qué es tan malo? Porque tus hombros soportan una enorme cantidad de peso durante mucho tiempo y sin toda la estabilidad que necesitas. Requiere de una técnica casi perfecta, con los brazos rectos y fuertes, un trabajo importante de la espalda y sin forzar demasiado los deltoides. Los problemas en los manguitos rotadores de los hombros ya son habituales en muchas atletas, así que una lesión más grave en esa zona no es sencilla de tratar ni curar.

Para colmo, antes, hay otro ejercicio en el 19.3 en el que hay que sostener une pesa por encima de la cabeza y realizar zancadas, así que más carga de trabajo para tu hombro, y secundariamente para tu espalda baja, que puedes terminar arqueando en exceso. En definitiva, primero cargas tus hombros con peso y, de remate, flexiones haciendo el pino: ¿Puede haber algo peor y más asesino?

Si el press militar es un ejercicio fenomenal para desarrollar tus deltoides, ¿qué sentido tiene realizarlo boca abajo y con tu peso corporal?»

Por estas criticadas causas existen versiones escaladas, y tenemos que decirte algo,¡Escalar no es un delito!. De hecho, la propia existencia de versiones adaptadas, tienen como principal objetivo eso mismo, evitar una mala técnica apoyada en debilidades físicas a solventar mediante la práctica del ejercicio.

Precisamente el OPEN trata de seleccionar a los mejores atletas, a la vez que poner a prueba tus capacidades físicas. Dentro de una lógica universal, no hace falta decir que debes conocerte a ti mismo, así como tus posibilidades, destacando fortalezas y debilidades.
El riesgo de lesión en la práctica deportiva está siempre presente, en mayor o menor grado, donde entran en juego numerosos factores, y donde nos gustaría destacarte que debe sobreponerse la calidad técnica en cada ejecución.

¿Son los ejercicios realizados por gimnastas olímpicos tan duros como para tener que suprimirlos -tras tantos años- durante las competiciones? ¿O tal vez esos gimnastas tengan el suficiente control y dominio de las habilidades físicas como para poder realizarlos asumiendo el riesgo?

Si decides obviar esto, nos gustaría decirte que el CrossFit o el entrenamiento funcional no es lesivo, más bien has asumido un riesgo cuyas consecuencias han provocado tal desenlace, causado normalmente por no darle la importancia requerida a cada repetición.

Y tú, ¿Crees que el CrossFit es lesivo?

Deja tu comentario

¡Por favor, introduzca su comentario!
Por favor, introduzca su nombre aquí