prepararse para el open
Fuente: boxletes.com

Llegó la Navidad para los crossfitters de a pie; ¡llegó la hora de prepararse para el Open! Y, como novedad respecto a otros años, llega en octubre.

Queda poco para poner a prueba nuestra capacidad física contra atletas a nivel mundial. Nuestro preparación física general poca mejora va a experimentar de cara al Open. La suerte está echada, como quien dice.

Pero algo que sí podemos ir trabajando hasta el último minuto es el aspecto psicológico. En este artículo os damos unos consejos para que hagáis la puesta a punto mental para este Open 2020.

1. Establece objetivos

No debemos olvidar que el Open nos sirve para compararnos con el resto de crossfiteros del mundo y queremos demostrar la mejora experimentada de un año a otro.

La adrenalina de la competición será suficiente para producir niveles de energía importantes. Pero queremos dar un paso más y esto sólo se consigue afinando los aspectos psicológicos. Prepararse para el Open va más allá del aquí y el ahora.

Tener objetivos claros de a dónde queremos llegar con cada entreno será clave para dirigir todos nuestros recursos en la dirección correcta. Establece unos objetivos personales para el Open. Tener una meta incrementará tu motivación y mejorará tu atención y concentración. Incluso puede disminuir tu percepción del dolor.

Para saber más sobre cómo establecer objetivos de forma eficaz, os dejo esta lectura.

2. Planifica el workout

Uno de los grandes errores del crossfitero común es su forma de abordar los entrenamientos. Es divertido hablar de salir como alma que lleva el diablo desde el comienzo pero rara vez resulta en victoria (a menos que seáis Fraser). Menos aún en el Open.

Tanto si eres de los que sale demasiado caliente y se quema enseguida como si eres de los que se lo toma con demasiada calma, aprende a diseñar un plan de acción. Prepararse para el Open conlleva usar habilidades de competición y la estrategia es imprescindible.

No solo basta con dividirse el trabajo sino que uno debe ser disciplinado con los descansos y las transiciones. Aprende tus manierismos para cada movimiento y mira a ver qué cambios puedes introducir para rascar segundos al crono.

Tener un plan y saber ceñirse a él te ayudará a mantener la atención en la tarea y a no distraerse con los odiosos pensamientos automáticos (esto me duele, quiero parar, ¿por qué hago esto?). Que, como sabemos, una vez que empiezan es difícil pararlos.

En el Open cada segundo cuenta por lo que una buena estrategia y la disciplina para llevarla a término influirá de forma muy positiva en tu puntuación final.

3. Asume riesgos

prepararse para el open
CrossFit Open Announcement 17.5 Izquierda: Katrin Davidsdottir. Derecha: Sara Sigmundsdottir. Fuente: CrossFit Games

Quien no arriesga no gana ¿verdad? Pues llegó el momento de tirarse a la piscina. Identifica los workouts que incluyen tus movimientos favoritos y los que mejor se te dan, y ve a por todas.

Y no solo eso, sino también con aquellos movimientos que demostraron ser defectuosos en ediciones anteriores. Si el año pasado tuviste que escalar los chest-to-bar, quizá este año sea el momento de probarse.

Si quieres estar realmente orgulloso y dejar constancia de que tu versión 2020 le daría una tunda a tu versión 2019 debes confiar en tus capacidades. Sólo enfrentándote a la prueba tendrás datos reales del estado de tus capacidades físicas.

4. Gestiona tus emociones

El Open está lleno de emociones muy positivas con la comunidad y con uno mismo. Pero también puede provocar emociones negativas (miedo, ira, tristeza, etc.) Es importante saber regular estas emociones antes, durante y después de los eventos para que no afecten al rendimiento.

Lo primero de todo: ¡normalizarlo! Regular no significa embotellar y esconder, sino aceptar como tal. Tu emoción puede estarte diciendo algo que ya sabes (no me gustaría fracasar en un evento que debería irme bien), déjale que se exprese y demuéstrale que no tiene de qué preocuparse.

5. Analiza tu rendimiento

Muchas veces el progreso viene marcado por los pequeños detalles. Estos detalles se pierden si se depende únicamente de la memoria.

Después de cada workout del Open prueba a apuntar tus sensaciones, tiempos para cada ronda, transiciones usadas… si pruebas a repetir el entreno podrás ayudarte de esa información para monitorizar tu rendimiento. Así habrá más garantía de que la puntuación será mejor.

A nivel psicológico esto es altamente recomendable porque uno adopta un papel activo en su performance como atleta. Tomar control de estas situaciones repercute positivamente en nuestro autoestima y autoconfianza.

6. Apoya a tu comunidad

Como vimos en otro post, el sentimiento de pertenencia en un box de CrossFit es una de sus grandes virtudes. En el Open este sentimiento se multiplica por mil. Prepararse para el Open todos juntos es la celebración más multitudinaria del CrossFit

Alguien conseguirá su primer handstand pushup, o su primer ring muscle-up, y será motivo de alegría para todos.

No olvides implicarte en tu comunidad y ofrecer la mejor versión de ti como compañer@ y como atleta. ¡Cuéntanos en los comentarios cuál es uno de tus mejores recuerdos del Open y qué objetivos tienes para 2020!

Puedes inscribirte al CrossFit Open 2020, aquí.

Deja tu comentario

¡Por favor, introduzca su comentario!
Por favor, introduzca su nombre aquí