estilo de vida saludable

Con motivo de la reciente celebración del Día Mundial de la Salud el pasado 7 de abril, se me ocurrió escribir un artículo sobre las facilidades que puede ofrecer el CrossFit para avanzar hacia un estilo de vida saludable y abandonar definitivamente el sedentarismo.

La OMS (1948) define la salud como «un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades». Como psicóloga sanitaria, uno de mis objetivos profesionales es el de promocionar hábitos saludables en población general. El gran obstáculo que surge contra estos esfuerzos es lograr una modificación duradera de los hábitos de vida. El reto está en encontrar la manera de afianzar comportamientos saludables en la población. Es por ello que se investigan los factores que incrementan la adherencia a la práctica deportiva y una dieta equilibrada.

En este sentido, considero que el CrossFit reúne las condiciones necesarias para contribuir en la lucha contra el sedentarismo. Esto es algo que he podido comprobar conociendo las historias de sus atletas. No sólo de aquellos que van a los Games, sino aquellos que combaten enfermedades metabólicas, adicciones o enfermedades de salud mental usando el CrossFit. Lo que pretendo con este post es mostrar ese efecto protector que puede tener el CrossFit desde mi propia experiencia como atleta y como psicóloga.

¿Puede el CrossFit cambiarme la vida?

Algo que suele quedar en el olvido acerca de esta disciplina es que su gran objetivo es alejar a sus atletas lo máximo posible de la enfermedad. No se trata de tener cuadraditos, de ser el más fuerte o ganar dinero compitiendo. Esos son beneficios indirectos. El principal beneficio resulta de la mejora que experimentan nuestros parámetros de salud con la práctica del CrossFit. Las consecuencias de seguir una dieta equilibrada y baja (preferiblemente nula) en procesados tiene tal impacto en nuestra salud física y mental que puede darle un giro de 180 grados a nuestra vida.

Efectos sobre nuestra salud mental

estilo de vida saludable

Como ya comenté en otro post, el CrossFit ejerce una influencia muy positiva en nuestra salud mental. Muchas personas con historiales de depresión, estrés o ansiedad han superado estas circunstancias gracias (en parte) al CrossFit. Recordemos que contar con la ayuda de un psicoterapeuta juega un papel muy importante al igual que el entorno del individuo pero el deporte sí puede servir como factor de protección para la salud mental. En CrossFit esto se ha visto reflejado de muchas maneras:

  • Incrementa la motivación: la práctica del CrossFit potencia la motivación intrínseca, aquella dirigida y energizada por motivos internos como el disfrute, el desafío o la satisfacción personal.
  • Permite un afrontamiento más adaptativo: enfrentarte a retos diarios en forma de WODs o movimientos complejos, suma a tu repertorio de afrontamiento en tanto que aprendes a superar obstáculos.
  • Desarrolla las habilidades sociales: el aspecto de la «comunidad» en el CrossFit, como vimos en otro post, ayuda a individuos a afianzar lazos afectivos y a definir su identidad.

La importancia de la nutrición 

En las 100 palabras que definen el CrossFit, encontramos primero aquellas relacionadas con la nutrición. Supone la base para el desarrollo de un atleta, según puede derivarse de su Teoría del Desarrollo Jerárquico de un atleta. Es decir, el foco lo ponen en la alimentación. Porque, sí, el «entrenamiento funcional constantemente variado y ejecutado a alta intensidad» es gran parte de la ecuación pero el factor de más peso es la nutrición.

estilo de vida saludable

Una de las claves en la modificación de hábitos de vida es la motivación. Si el individuo no cuenta con un motivo lo suficientemente potente, la adherencia sufre. Meterse en el box a sufrir con otros compañeros es más fácil. Lo realmente difícil es mantener la motivación en la cocina. Cuando las fuerzas flaquean, ocurren los efectos rebotes, los atracones a destiempo, el abandono…¿cómo rehacerse?

En CrossFit, encontramos atletas de talla mundial que inspiran a los fans a seguir su estilo de vida. Queremos emular sus actitudes para el entrenamiento y la alimentación con la esperanza de parecernos más a ellos. En Psicología, esto se entiende como aprendizaje a través del modelado y, para determinados casos, puede ayudar a tomar ese primer paso hacia una dieta más equilibrada. En mi caso, al menos, todo empezó por modelado y se ha mantenido al ver los resultados en mi cuerpo y en mi mente.

¿Sólo conseguiré verme y sentirme mejor con el CrossFit?

No, claro que no. Por mi parte, pienso que el estilo de vida que rodea al CrossFit y la fama que se ha ido ganando a pulso, puede contribuir enormemente en la lucha contra enfermedades metabólicas y poblaciones inactivas. Consigue efectos positivos en nuestra salud en su definición más amplia pero no es la única solución. Mantén un estilo de vida activo ya sea corriendo, jugando al pádel o haciendo Curling. Sírvete de la motivación que mejor te funcione para alejarte de los ultraprocesados y comer comida real. La comunidad crossfitera estará encantada de ganar adeptos pero, lo que más nos importa es que todos ganemos en salud.

Deja tu comentario

¡Por favor, introduzca su comentario!
Por favor, introduzca su nombre aquí