Toma nota de los 7 errores más comunes en un box de CrossFit o en tu entrenamiento funcional

0
Tratar de levantar más peso es uno de los errores más comunes en el box

En el tiempo que llevo como atleta, y mi última etapa como coach de CrossFit, he ido viendo muchos de los errores a la hora de entrenar que se cometen una y otra vez, pero sobre todo, lo que me ha hecho darme cuenta de todos ellos, ha sido caer una y otra vez.

El aprendizaje, la formación y la experiencia han hecho que hoy día podamos identificar muchos de ellos, y ver como los atletas no avanzan por culpa de estar cometiendo algunos de estos errores. Por ello, y por si podemos ayudar a la comunidad a no caer en los mismos, mostramos una lista con los principales errores vistos en CrossFit o en entrenamientos funcionales.

1. No prestar atención al trabajo de fuerza

La fuerza es la capacidad física básica sobre la que se construyen las demás. De hecho, lo que llamamos resistencia, no es más que una fuerza mantenida en el tiempo. 

Se suele ver mucho en distintos boxes o programaciones, que debido a que la esencia del CrossFit es el trabajo metabólico, no prestan la suficiente atención al trabajo específico de fuerza.

Y esto es un error, ya que para la mejora en esos metcon, es necesario cada vez ser más fuertes, tanto para poder utilizar más peso en la barra, como objetos más pesados, incluso para poder mover nuestro peso con mayor facilidad.

Chica con gorra realizando un peso muerto
Foto: Unsplash

Y para ser cada vez más fuertes, necesitamos un trabajo específico donde tengamos una progresión en cargas y hacernos cada vez más fuertes en ejercicios básicos como la sentadilla, presses, pesos muertos, dominadas, remos, fondos…

Una característica fundamental en nuestro deporte, es lo que denominamos la capacidad de trabajo, que es ser lo más eficiente moviendo porcentajes en torno al 60% el máximo de veces posible sin llegar a la fatiga. Este trabajo metabólico es importante, pero por muy bien que movamos ese peso, si nuestro RM (repetición máxima) no mejora, ese 60% siempre será el mismo, por lo que llegaremos rápido a un estancamiento.

2. Querer “morir” siempre

Los «crossfiteros» somos vistos como aquellas personas que hacen locuras, en un deporte que consiste en mezclar ejercicios y morir cada día.

Y bien, esto es bastante común, y no juzgaremos a quién nos etiqueta así, pero este error es por el que muchas personas no progresan, debido a una mala programación, o simplemente al hecho de no entender que el CrossFit bien programado no debe ser así.

Todos queremos terminar los entrenamientos con la sensación de no poder movernos más, y sin duda entrenar duro está bien, pero esos wods que se hacen de forma aleatoria, sin ningún objetivo más que morir en el intento, dentro de ninguna programación, solamente sirven para tener esa sensación de haber muerto, y para subirlo a instagram y que nos digan que estamos locos y nos sintamos bien.


¿Serías capaz de superar estos 17 WODs?

Entrenamiento CrossFit en casa



En ningún deporte se puede entrenar cada día al máximo, ni todos los días estaremos igual debido a múltiples variables (descanso, alimentación, estrés), por lo que los días de descanso, sin trabajo metabólico o establecidos con un fin de favorecer la recuperación son necesarios para seguir progresando.

3. Más no es mejor

Este es uno de los puntos que más se cae actualmente, y es uno de los mayores errores que he cometido personalmente. Si con 1 hora de entrenamiento me pongo fuerte, con 2h aún más, y si puedo entrenar 3h, pues aún progresaré más rápido, ¿no?. Pues desgraciadamente no. 

El cuerpo tiene un límite para recuperar y crear las adaptaciones necesarias para que en el próximo entrenamiento haya habido una supercompensación, y por tanto, una mejora.

Es el principio básico de entrenamiento, pero una vez superado cierto umbral, no solo no estaremos mejorando, si no que ni siquiera estaremos recuperando, por lo que iremos acumulando fatiga, una bajada en el rendimiento.

Esto hará que cada entrenamiento sea menos intenso, y al ser menos intenso, no se crearán esas adaptaciones, mientras que la fatiga irá aumentando, y nuestro rendimiento bajando.

A su vez, cada vez serán peores las sensaciones físicas, el rendimiento y podrá afectar al estado de ánimo, tanto por no ver progresos, como por la fatiga acumulada, siendo una rueda de no acabar. A lo que nos lleva a pensar, que si no estamos progresando, es porque debemos entrenar más, grave error.


Toma nota de estas 5 ventajas del entrenamiento psicológico

Ventajas del entrenamiento psicológico



Cada atleta tiene una situación y un nivel, por lo que alguien puede necesitar más entrenamiento que otro, pero por lo general, con este error me refiero a los atletas intermedios, que vemos haciendo programaciones de élite de 2-3 horas con dobles sesiones…etc. 

Es más importante la actitud en cada entrenamiento, que la cantidad de horas que le dedicas. De hecho, cuanto menos rato, mayor intensidad y dureza del entrenamiento, aunque por supuesto, si queremos mejorar, hay que dedicarle horas, pero más horas y menos intensidad a la técnica, y menos horas y más intensidad al trabajo.

«Más no es mejor, más es simplemente más; mejor es mejor

4. No tener paciencia

Tanto a la hora de dominar los múltiples ejercicios, como para mejorar nuestro rendimiento, o para que nuestro físico muestre todas esas mejoras a nivel estético.

Sé que muchas veces nos venden resultados rápidos, pero los resultados que valen la pena, rara vez lo son. La mejora en cualquier ámbito deportivo requiere tiempo, dedicación, actitud y ganas.

Nuestro cuerpo tiene un límite para la mejora, y controlando todos esos factores, y haciendo el proceso sostenible en el tiempo, llegarán los resultados.

Es por eso que es clave disfrutar del proceso, y no dejar de aprender, mientras todo eso se traduce en resultados que van llegando día a día, con pequeños logros. Y podemos aprovechar nuestro deporte y la multitud de ejercicios para ir mejorando y celebrando los pequeños logros en cada uno de ellos.

Chico realizando una sentadilla en su garaje
Foto: Unsplash

5. Ir pasado / quedarse corto

Es muy común ver como hay atletas que siempre quieren ir por encima de sus posibilidades, generalmente con elecciones de ejercicios o pesos por encima de lo que son capaces de completar.

Y esto nos lleva a un aumento del riesgo de lesión, y a un estímulo insuficiente en el entrenamiento, debido a que la complejidad de los ejercicios por encima de nuestro nivel, hace que el objetivo de intensidad no se alcance, y por lo tanto, al contrario de lo que se piensa, progresaremos más lentos.

Por otro lado están aquellas personas que tienen una percepción del esfuerzo mucho mayor de lo que realmente son capaces. Normalmente esto suele pasar en mujeres, ya que debido a ciertas creencias, piensan que no pueden, o no deben entrenar duro. También porque suelen tener menos ego entrenando que los hombres.


Deja el ego a un lado, y mejora tu fortaleza mental

fortaleza mental en crossfit
Tia-Clair Toomey es uno de los mejores ejemplos de que puede hacer una fortaleza mental bien desarrollada. Fuente: CrossFit Games

Pero al igual que ir por encima, quedarse corto tampoco ayuda a la mejora del rendimiento, tanto físico como a nivel de capacidades.

Para ambos casos, es importante el feedback y la ayuda externa de los entrenadores, ya que la percepción que se tiene desde fuera, es mucho más objetiva. Ya que en ambos vemos que la autopercepción está distorsionada. 

6. Hacerlo todo mal por querer ganar

Seguramente os vengan a la cabeza muchos compañeros del box que wod tras wod, lo único que les importa es quedar por delante del atleta de al lado. Y para ello deterioran la técnica de todos los ejercicios, incluso se cuentan alguna repetición de más, no vaya a ser que hayamos contado de menos por el cansancio. ¡Error usual en CrossFit!

Sinceramente, esto lo veo totalmente absurdo, y probablemente, ese tipo de personas no estén leyendo esto, ya que su actitud no llegará hasta aquí.

Así que como tú que estás leyendo esto, no eres de ese tipo de personas, te pediré que no le des más importancia de la que tienen, y les dejes que sus repeticiones cuenten para los demás, mientras que las nuestras cuentan para mejorar nosotros mismos.

Chico con gafas de sol realizando un Snatch
Foto: Unsplash

7. Compararse

Siempre oímos que no debemos compararnos con los demás. Pero me gustaría ampliar este concepto y decir que no deberíamos compararnos con los resultados de los demás, pero sí con su dedicación, actitud y ganas para lograr aquello que han logrado.

Lo primero crea frustración, mientras que lo segundo inspira a seguir mejorando como atletas, y mejorará nuestra vida. Tampoco veo mal tener una referencia de atletas por encima tuyo, mientras eso te lleve a seguir mejorando y no te cree frustración.

También, como ya sabrás, el hecho de compararse con uno mismo hace que podamos cuantificar todo el proceso. Pero si por ejemplo nos comparamos con una etapa que estábamos mejor, que eso sirva para darnos cuenta de dónde podemos llegar, y no para centrarnos en todo lo que hemos hecho mal para no estar como en esa época.

Espero que te hayan servido y te ayude a no caer en ellos, ahorrando así tiempo, y progresando mucho más en tu camino de atleta. Si lo prefieres en formato audio, también está en el podcast «el rincón metabólico».

¡Comparte con tus compañeros y tu grupo del box para hacer una comunidad mejor!

Alex Carrasco

Deja tu comentario

¡Por favor, introduzca su comentario!
Por favor, introduzca su nombre aquí