vuelta al box
Publicidad
Tiempo de lectura estimado: 3 minutos.

Con la finalización del periodo vacacional, es hora (para muchos) de la vuelta al box y a los entrenamientos.

Además, es posible que hayas descuidado tu alimentación crossfitera, que te lo hayas tomado de relax y que ahora aumente tu nivel de estrés por todo lo que supone, tanto a nivel personal como profesional.

Por ello, antes de retomar la actividad física de manera apresurada, te recomendamos seguir algunas pautas de adaptación para hacerlo de la manera más segura posible.

7 claves para una vuelta al box -y a los entrenamientos- de manera segura

1. Regresa progresivamente a niveles previos de intensidad

Algo primordial para la vuelta al box y a los entrenos de manera segura es entender que tu punto de partida es distinto.

Si has alargado tu descanso, notarás una bajada en la resistencia cardiovascular y en la fuerza máxima, lo que significa que aunque pudieras hacer un snatch de 70kg antes del parón, quizá ese ya no sea el caso en estos momentos.

Debes tomarte este regreso como un proceso de re-aprendizaje. Igual que el cuerpo necesita adaptarse al clima, debes hacer lo propio con los pesos e incluso la intensidad y frecuencia de las sesiones semanales.

Habla con tu coach y que te oriente para que el regreso al box sea en condiciones de máxima seguridad.

Publicidad

2. Cuida la alimentación y la hidratación

Muchos hemos pecado más de la cuenta durante las vacaciones. Más comidas y bebidas ultraprocesadas unidas a un descenso de la actividad física pueden haber hecho mella en nuestro cuerpo.

El incremento de peso (ya sea de 1 o 5 kg) supone una mochila extra para movimientos gimnásticos o para correr, ¡y es algo a tener en cuenta!

Recuerda que el cuerpo necesita alimentos de calidad para la intensidad que exige el CrossFit.

RECOMENDAMOS: Los mejores alimentos para entrenar CrossFit.

Vuelve al redil – aunque sea a gatas – y retoma las pautas saludables de alimentación e hidratación.

3. Repasa la técnica en la vuelta al box

Dos de los factores de riesgo para las lesiones deportivas son la falta de actividad y una técnica deficitaria.

Ambos factores pueden darse tras largos periodos de inactividad.

Vuelve a familiarizarte con el PVC, las gomas, la barra olímpica vacía… y que no te pese demasiado el ego para escalar algún WOD.

Si hiciste bien los deberes al empezar a hacer CrossFit, tu cuerpo tendrá ya automatizados patrones adecuados de movimiento.

Si ese no es tu caso, aprovecha para sentar unas bases más sólidas. Y recuerda: mecánica, consistencia e intensidad (en ese orden).

4. Las comparaciones son odiosas, ¡disfruta!

Es duro volver a empezar, sobre todo si estabas en buena racha antes de tomarte un descanso -obligado o no-.

Pero si ya lo estuviste entonces, es cuestión de tiempo que vuelvas a ese estado de forma.

No te atasques comparándote con tus buenos números pasados o con tus compañeros de box y mantente en el presente.

Márcate objetivos y toma medidas en base a los números actuales. Lo más importante ahora es que puedes volver al box y a disfrutar de tu deporte favorito con tu comunidad. Lo demás llegará en su debido momento.

Sabiendo que uno de los motivos intrínsecos más destacados es el disfrute, ya habrá tiempo de picarte cuando cojas un poco de ritmo.

5. Aclimatarse a las condiciones del box

Es posible que las temperaturas de tu destino durante el descanso vs las de ahora sean notablemente diferentes.

O es posible que lleves un largo tiempo parado y la cosa haya cambiado mucho (calor, humedad, altura…).

Ten en cuenta estos factores antes de aumentar tu intensidad y carga en cada entreno.

La activación cardiovascular, articular y muscular y una adecuada vuelta a la calma son ahora más importantes que nunca.

Vuelta al box con calma

6. Entrena en compañía

Sí la vuelta puede ser dura, hacerlo solo puede agravarlo. Luchar contra tu cabeza es difícil, sobre todo cuando tu rendimiento baja y cuesta aceptarlo, por poco tiempo que sea.

Por ello, recomendamos buscar un compañero/a o grupo que te anime y tire de ti cuando lo necesites (y viceversa).

O incluso que compartáis un objetivo común, como la adaptación a los entrenos de nuevo. Busca la motivación para que el movimiento no pare.

7. Sigue las medidas de higiene

Tu box ha hecho un esfuerzo sobrehumano para continuar con su actividad tras meses duros de pandemia.

Para ponerse a tu disposición, han tenido que organizar unos protocolos de higiene y medidas de seguridad importantes, por lo que es responsabilidad de todos que éstos se implementen.

Como señal de agradecimiento a tu comunidad en particular y a tu box en general, recuerda que estamos aún ante una pandemia y la salud es primordial.

Deja tu comentario

¡Por favor, introduzca su comentario!
Por favor, introduzca su nombre aquí